7 Respuestas Inteligentes para las Quejas de los Hermanos Mayores

¿Nunca has deseado tener una respuesta mejor para las preguntas y quejas de tus hijos respecto a sus hermanos? Veamos algunas sugerencias de Adele Faber para responder inteligentemente.

 

  • HERMANO MAYOR: “Por qué vas a tener otro bebé? Yo no quiero a nadie más”.
    En lugar de: “Verás cómo quieres al bebé. Vas a tener a alguien con quien jugar”.
    Considera: “¿Eso es lo que sientes? Cuéntame más. Luego te diré que tú siempre serás mi único y queridísimo hijo mayor”.

 

  • HERMANO MAYOR: “¿A quién quieres más?”
    En lugar de: “Los quiero a los dos igual”
    Considera: “Esa es una pregunta muy difícil porque los dos son especiales para mí. Los quiero a cada uno por ser como son”.

 

  • HERMANO MAYOR: “¡Ga ga, gu gu… ua, ua… mamá!”
    En lugar de: “Deja de comportarte como un bebé. Ya eres un niño grande”.
    Considera: “¿Quieres jugar a los bebés? Ven, siéntate en mis rodillas para que te acune”.
  • HERMANO MAYOR: “Siempre le prestas más atención a ella que a mí”.
    En lugar de: “¡Eso no es verdad! Te presto atención constantemente”.
    Considera: “¿Te gustaría pasar más tiempo conmigo? A mí también me gustaría pasar más tiempo contigo. ¿Quieres que juguemos los dos solos más tarde?”

 

  • HERMANO MAYOR: “¿Por qué siempre te pones de su lado?”
    En lugar de: “Yo no me pongo siempre de su lado, pero a veces tú te comportas muy mal con tu hermanito”.
    Considera: “¿Eso crees? ¿Por qué no me ayudas a entender mejor lo que sientes para que pueda ser justa con los dos?”

 

  • HERMANO MAYOR: “Odio a mi hermana”
    En lugar de: “No es verdad; quieres a tu hermana”
    Considera: “Algo de lo que ha dicho o hecho tu hermana te ha enojado mucho”.

 

  • HERMANO MAYOR: “Me gustaría que este bebé no hubiese nacido nunca”.
    En lugar de: “¿Cómo puedes decir algo tan desagradable de tu hermanito?”
    Considera: “Algunas veces sí que te gusta el bebé, pero ahora no lo quieres aquí. Yo sé que los bebés pueden ser muy molestos a veces, pero cuando sea más mayor y puedas jugar con él te encantará”.

 

Cuando tus hijos discutan (y lo harán), es importante que te recuerdes a ti misma, y ellos recuerden, lo más importante: que la familia dura toda la vida. “Una cosa que nunca puedes quitarles a tus hijos es su historia compartida”, dice Faber. “Nadie compartió esos años en esa casa con esos padres. Eso será suyo para siempre. A partir de ahí pueden formar un vínculo muy fuerte”.

Janita

 Alejandra

Owner: ParaTiMami

 

Read this article in English on Tip4Mom

 

Fuente: https://espanol.babycenter.com

360° Advertising by Mediamerse